AEF - Asociación Española de Fundaciones

Transparencia AEFNoticias AEF

Legislación / 06 Septiembre 2016

Aprobada la nueva Ley de Fundaciones del País Vasco

  • Compártelo en:
    • Facebook
    • Twitter
    • Linkedin

El día 13 de junio se publicó en el Boletín Oficial del País Vasco la Ley 9/2016, de 2 de junio, de Fundaciones. Dicha Ley entró en vigor el día 14 de junio.

Esta ley se aplicará a las fundaciones que desarrollen principalmente sus actividades en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Se considera que desarrollan también principalmente sus actividades en la Comunidad Autónoma del País Vasco las fundaciones que, realizando su actividad principal en el extranjero, tienen su domicilio estatutario así como la sede de su patronato y su gestión y dirección centralizadas dentro de dicha Comunidad.

La nueva Ley trata de aportar mayor seguridad jurídica tanto a la Administración pública como a las fundaciones y ciudadanía en general. Con esta nueva norma se busca avanzar en la simplificación administrativa y en la racionalización de los servicios públicos, potenciando el derecho a crear fundaciones y estableciendo a su vez los controles necesarios que garanticen la seguridad jurídica del tráfico en el que se halla inmersa la fundación, así como garantizar un correcto cumplimiento de las exigencias derivadas de su especial régimen jurídico. Asimismo, la exigencia de refundir las normas aplicables a las fundaciones y la introducción de modificaciones de índole técnico-jurídica, persiguen la adaptación de la normativa fundacional a los nuevos tiempos, dando respuesta a las exigencias y necesidades actuales de la sociedad, sin olvidar que en su vertiente regulatoria del Derecho civil, era necesaria su adaptación a la realidad actual del Derecho civil vasco, de conformidad con la reciente Ley 5/2015, de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco.

La Ley 9/2016 deroga la Ley 12/1994, anunciándose su desarrollo reglamentario en el plazo de dieciocho meses desde su entrada en vigor, si bien las fundaciones del País Vasco deberán adaptar sus estatutos a lo previsto en esta ley en el plazo de dos años desde su entrada en vigor, teniendo en cuenta que, transcurrido dicho plazo sin haberse producido la adaptación de estatutos, no se inscribirá documento alguno de la fundación en el correspondiente registro de fundaciones hasta que la adaptación se haya verificado, dando lugar su incumplimiento, además de las responsabilidades correspondiente, a que la fundación no pueda obtener subvenciones o ayudas públicas de la Comunidad Autónoma del País Vasco. En la conformación de los órganos de las fundaciones, conforme la Disposición adicional cuarta, éstas deberán tener en cuenta, en su caso, las previsiones contenidas en la Ley 4/2005, de 18 de febrero, para la Igualdad de Mujeres y Hombres, en cuanto a la representación equilibrada en dichos órganos.

Otra novedad de la misma radica en la potestad sancionadora que se instaura en este ámbito. Así, se tipifican las conductas infractoras en las que se aprecia que incurren con mayor frecuencia las fundaciones, y respecto de las cuales la potestad sancionadora se convierte en un mecanismo efectivo para evitar el uso de mecanismos de intervención más agresivos.

Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies pinchando aquí.
Over