AEF - Asociación Española de Fundaciones

Transparencia AEFNoticias AEF

Asesoría | Legislación | Representación / 13 Diciembre 2016

Transparencia: garantía para las donaciones

  • Compártelo en:
    • Facebook
    • Twitter
    • Linkedin

Los donativos constituyen una fuente de financiación para muchas fundaciones y son muchos los donantes que se comprometen, en el ejercicio de su libertad, con distintas causas de interés general desarrolladas por estas organizaciones. Para mantener la confianza depositada es necesario actuar con transparencia y responsabilidad mutua. Existen indicadores que permiten a donantes y organizaciones exigir y ofrecer, respectivamente, el cumplimiento de unos estándares mínimos.

El sector no lucrativo, formado esencialmente por asociaciones y fundaciones, es un sector regulado y sujeto a un régimen de obligaciones, sobre todo para las fundaciones y las asociaciones de utilidad pública. Existe información pública a la que cualquier ciudadano puede acceder. Si bien, con los medios técnicos actuales existe un margen de mejora para facilitar el acceso desde las administraciones. Pero además, el sector en general ha dado y debe seguir dando pasos importantes promoviendo la transparencia activa como una forma de rendición de cuentas a la sociedad y, sobre todo, a sus financiadores directos, en muchos casos los ciudadanos.

Son múltiples los estándares que se han desarrollado para definir qué entendemos por organización y, en concreto, por organización no lucrativa transparente. Para las fundaciones, sector muy diverso en cuanto a las formas de financiación, la Asociación Española de Fundaciones desarrolló unos indicadores que están a diposición de cualquier organización y de cualquier donante o beneficiario. Como éstos, existen otros muchos a nivel nacional e internacional, además de distintos catálogos de buenas prácticas en lo que a la captación de fondos se refiere.

El desarrollo de las nuevas tecnologías permite incrementar la financiación de proyectos, no sólo de organizaciones no lucrativas, sino de todo tipo de organizaciones, así como escalar proyectos logrando un mayor impacto social, pero como en otros ámbitos, estas herramientas tecnológicas nos enfrentan a nuevos e importantes retos. El crowdfunding ha sido regulado recientemente en nuestro país pero no incluye, como no podía ser de otra manera, la financiación de proyectos a través de donaciones, dado que no se trata de una actividad financiera.

Entretanto, el debate no debe reducirse a regulación sí o regulación no, desechando todo lo anterior, sino que debe dirigirse a poner en valor y fortalecer la transparencia.

 

Over